Si bien el Mac mini funciones no refleja muchos cambios externos, en su interior es lo que se espera de un producto de Apple, potente y versátil. Lo primero es que ahora el Mac mini cuenta con procesadores de octava generación Intel Core i7 de seis núcleos con un sistema Turbo Boost (no incluido en la versión con procesador i3) que permite obtener velocidades de procesamiento de hasta 4,6 GHz lo que representa un rendimiento 5 veces mayor en contraste con la última versión.

Puedes preferir por adueñarse la traducción con CPU i3 y 128gb Ssd por 899 euros o si tu presumido lo permite atraer la lectura con chip i5 de 1.259 euros con 256 Gb de Ssd y si adicciones 240 euros puedes extender este último con un procesador Intel Core i7 de seis núcleos a 3,2 Ghz de octava generación (Turbo Boost de aun 4,6 Ghz).

No hay sospecha de que el Mac mini 2018 supera en todos los aspectos al modelo del 2014 no obstante si incluso mantienes tus limitaciones respecto al gasto que implica la transición hacia este modelo, puede que la mejora abundante de la potencia te decida adquirirlo, pero deberás tener en cuenta que el prototipo más potente se vereda al coste de un Imac de 27″ con resolución 5k que ahora incluye Teclado y Magic Mouse, que tendrás que comprar aparte con el Mac mini.