PUBLICIDAD
Wilas
  • Los representantes de OF han denunciado a varios foreros por compartir el contenido con derechos de autor de ellos por lo que para proteger a la comunidad se prohibe compartir contenido de esa plataforma.
  • Foro de Costa Rica fue, es y será el principal centro de comunicaciones del país. Donde miles de usuarios día a día se expresan en forma libre y comparten sus gustos e intereses. Somos una comunidad adulta. Muy pronto lanzaremos la nueva Revista con toda la galeta de fotos desde el 2006. Se les quiere de gratis, Sr.MarceloGigante.

Aprender a Besar - Relato

Me considero un tipo con suerte, por lo que voy a relatar. Esto pasó en 2014, cuando estaba en cuarto año de colegio. Para entonces no me consideraba popular entre las mujeres, pero por dicha no estaba en mala forma, ya que mi papá me había inculcado muchos deportes desde niño, como salir a correr o practicar basket. No diré que estaba en forma, pero la mayoría de mis compañeros estaban mal, algunos hasta gordos, y sufrían con los ejercicios que nos ponían a hacer en educación física en el colegio, mientras yo los hacía con facilidad. En resumen no se me notaba pansa y tenía los brazos solo un poco marcados, pero eso bastaba para destacar entre la mayoría de mis compañeros.

En aquel entonces yo era un virgen de 17 años, pero no lo consideraba mal. Yo tenía varias compañeras guapas, y llegué a escuchar que yo le gustaba a una de ellas, a Fernanda, pero por timidez no quise hacer el intento de ligue. Todo esto comenzó un día en que, por una de esas lecciones libres inesperadas, a mi sección, la 10-1, le tocó deambular por los pasillo o pasar el rato en las mesas de cemento al aire libre. En eso, quizás por azar del destino, me vi solo con Carolina y con “Morena”. Carolina es una mujer delgada, de piel clara, muy bonita de cara y de cabello largo, lizo y medio rubio. Morena es una mujer de piel oscura, cabello negro, muy acentuada de glúteos y cadera; y también linda de cara. Estuvimos conversando un rato, hasta que Carolina me sorprendió, con una pregunta inesperada:

Dígame una cosa, aquí entre nosotras: ¿Usted se masturba?—

Lo inesperado de la pregunto logró sonrojarme, mientras Morena hacía un gesto entre risa y sorpresa, tapando su boca con la mano. Luego ambas se rieron de mi timidez, y me insistieron en que les dijera. Yo les dije que si, pero eso no era todo lo que ellas querían averiguar de mi:

Dígame otra cosa: ¿Usted en quién piensa cuando se masturba? ¿Piensa en alguna compañera de la clase? ¿Usted a pensado en mi cuando hace eso?— Me preguntó Carolina.

Y en mí, ¿Se ha imaginado cosas con migo? No me voy a enojar, si es normal tener fantasías con la gente.— Esto me lo dijo Morena.

Ambas consiguieron hacerme sonrojar más y hasta tartamudear. No se si han visto en anime Nagatoro-San. Bueno, la cuestión es que así me sentí, aquellas dos podían oler mi hedor a virgen, y parecía que disfrutaban ponerme incomodo. Yo no me atrevía a decirles la verdad, que ellas dos y otras más estaban entre las mujeres en las que pienso cuando me masturbo. Yo pensaba que no me convenía decirlo, porque si ellas dos saben que yo pienso en muchas, seguro perderé las posibilidad de que alguna de ellas dos pudiera ser mi novia. Creó que logré hacerlo bien al desviar el tema para no responder esa pregunta. Yo les dije que yo fantaseaba como todo el mundo, pero lo que más fantaseaba es con tener mi primer beso, porque yo nunca había besado a una mujer en la boca. Les dije que yo pensaba que cuando esté en la universidad y tenga más de 18 pensaré en tener mi primera relación, pero que ya tenía 17 años y que me estaba agarrando tarde para mi primer beso y si no me toca hasta los 25 seguro que ya no sería lo mismo.

Mi intento de desviar el tema funcionó. Logré despertar incluso algo de ternura en Carolina y Morena, por mi fantasía con el primer beso, que era verdad, y logré que me animaran a buscar ese primer beso en alguna muchacha que me gustara, y que fuera antes de terminar el colegio.

Semanas después, tuve la gran suerte de que me tocó un trabajo grupal con ellas dos. Desde la sorpresiva pregunta que me hicieron, estaban en mis fantasías mucho más de lo usual, y hasta había imaginado un trío con ellas dos. Y de pura suerte me tocó un trío con ellas; uno de de trabajo extra clase, pero un trío al fin de cuentas. Para concretar ese trabajo nos reunimos en casa de la Morena, y fue también de pura suerte, o quizás no, que nos tocó estar solos en casa.

Al principio todo normal, yo estaba algo impresionado por estar solo con ellas dos, pero logré contenerme y todo iba normal. Luego de un rato, cuando ya teníamos completada la mayor parte del trabajo, Carolina me preguntó:

Y qué: ¿Ya consiguió su primer beso?. —

ja ja ja, no todavía no, es que no soy tan guapo.— Dije yo, entre risa algo tensa.

¿Cómo que usted no es guapo? Vea, se lo digo si mentirle, usted es guapo, seguro que ya tiene más de una enamorada.— Continuó diciendo Carolina.

Si, no sabe que la vida es hoy y no mañana, no se lamente más y haga que las cosas sucedan.— Esto lo dijo Morena, tratando de animarme.

— Vea, yo puedo ayudarlo pero usted debe prometerme que esto se va a quedar entra nosotras y que usted no se lo va a decir a nadie.Me dijo Carolina, mientras yo no podía creer lo que estaba pasando, y mi corazón se aceleraba.

Yo puedo darle su primer beso, para que usted lo tenga hoy mismo y sepa como es y como se siente. ¿Le gustaría tener su primer beso con migo?. — Me dijo Carolina, mientras me seducía, atrapando completamente mi mirada con su hermosa sonrrisa.

Si, me gustaría mucho, usted es muy linda. — Le respondí a Carolina, mientras tartamudeaba. En ese momento Morena reaccionaba con gracia a lo que dije de que Carolina era muy linda.

Bueno, entonces venga para acá, deje los cuadernos en la mesa, no se preocupe, la mamá de Morena no va a venir hasta dentro de mucho rato. Aquí estamos solitos los tres y esto va a quedar entre nosotros.— Entonces Carolina y yo nos sentamos en el sofá junto a la mesa, mientras Morena se quedó viendo desde la mesa, si dejar su sitio.

— Vea, yo le voy en ensaña a dar besos. Cuando usted esté con una mujer que le guste, trate de verla a solas y si ella hace esto ya usted sabe que ella quiere un beso. Usted hablame de lo que sea, solo hablarme.Me dijo Carolina, mientras yo no cabía de la moción.

—Bueno, déjeme pensar… ya sé, ayer después del cole, se acuerda que usted pasó cerca y yo estaba buscando el celular...

Si, si,— Asintió Carolina, mientras no dejaba de verme.

Bueno, lo que usted no supo es el porqué perdí mi celular, bueno, lo que pasó es que estaba enseñándole una app a Erick, de esas que uno bate el celular y pasan cosas en la pantalla, como unos dados o una botella. La vara es que lo bato duro y lo tiré por el monte y Erick dijo….— Entonces Carolina me interrumpió.

Bueno, ya notó lo que hice no. No deje de verlo ni un segundo. Si usted está hablando con una muchacha y ella no deja de verlo a usted, ella quiere un beso.—

Eso es 100% seguro.— Agrego Morena a lo que dijo Carolina.

Y este es otro, vea, usted solo siga hablando.—

Bueno, la vara es que el celular calló al monte y no lo encontrábamos, pero no podía haber caído lejos y….— Entonces yo mismo me interrumpí, adivinando lo que hacía Carolina.

¿Se fijó? Vea, esta es distancia normal, 30cm, y esta es distancia de aproximación, son 20cm. La diferencia es poca pero se nota mucho. Si una mujer se acerca así de usted cuando hablan y cuando están solos, esa mujer quiere un beso.—

Y era la verdad, que Carolina hablaba mientras su boca estaba a escasos 20cm de la mía, seguro que ella podía escuchar mi corazón latir.


Y los mismo aplica para usted, si usted quiere un beso, primero consiga que le den pelota, y honestamente le digo mae, usted es guapo y no le luce que se sienta feo, eso en usted nada que ver, eso está en su autoestima y hay que trabajar eso. — Me dijo Morena, tratando de animarme.

—Bueno ya, mire, esto es un beso piquito:

Entonces pasó lo impensable. Carolina acercó su cabeza a la mía, hasta acariciar suavemente sus labios con los míos.


Y este un un beso con pasión:— Entonces nos besamos, nuestras bocas se encontraron y nuestros labios se movieron acariciandosen con los labios del otro, fue un momento verdaderamente mágico.

Wou, primer beso, ¿es mágico verdad? Pero está rojo como tomate, cuidado le falta el aire, respire.— Y era la verdad, que no cabía de excitación por aquel beso tan mágico y sensual.

La practica hace al maestro, con algunos besos más y será todo un maestro. Venga, besémonos más para que practique.—

Entonces Carolina y yo besamos nuestras bocas, y un largo beso que duró 3 missisipis, y hubo lengua. Y lo que pasó después fue aún mejor:


Morena venga ayude usted también, yo voy a sacar la botella de freso de la nevera.— Aquello no podía creerlo, no solo iba a besar a Carolina en la boca, también iba a besar a Morena. Carolina se levantó del sillón y fue a la cocina, y Morena se sentó a mi lado en el sofá. Entonces también besé la boca de morena, con besos ardientes de gran pasión. La excitación no me cabía, besaba Morena con pasión, moviendo más los labios y hasta acariciando la cabeza de Morena, para ajustar mejor los besos de fuego que le daba a Morena. Cinco minutos después Carolina regresó con una botella de gaseosa, seguro se esperó un rato en la cocina para darme tiempo mientras Morena me daba tremenda lección de besos.

Carolina, este aprende rápido, ya está besando como todo un profesional.—

¿De verdad? Quiero ver eso.—

Entonces Carolina regresó a el sofá y yo volví a besar su boca con mayor pasión que la vez anterior. Aquello fue increíble. Besaba la boca de Carolina unos segundos y luego volteaba al otro lado del sofá para besar a Morena. Estuve en eso como 5 hermosos minutos. Luego Morena se puso de pie y empezó a frotarse contra mi cuerpo. Tenía puesto un pantalón de mezclilla, pero atravez de él frotaba su vagina contra mi hombro y mi costado.


Morena no lo encienda tanto que se va a quemar, ¿no ve que es un virgen?.—

¿Usted cree?, yo no lo creo.—

Vamos a ver.—

Entonces las dos comenzaron a frotarse contra mi, presionando sus vaginas contra mi cuerpo. Mientras abrazaba la cadera de Carolina con mi broza derecho, con mi brazo izquierdo abrazaba la cadera de Morena. Yo estaba que me hervía la sangre de tanto calor. Entonces en mi locura acaricié las nalgas de Morena, y sentí su vagina atravez de su pantalón.


Suave, suave. Ya está bueno.— Me dijo Morena, a la vez que quitaba mi brazo de su cadera.

—Vamos a darle una cosita más, pero recuerde que esto será un secreto.

Entonces Carolina comenzó a desabrocharse los botones de la blusa mientras me decía:


—¿Le gustan las tetas? ¿Usted nunca a visto tetas verdad?—

—No.—

—¿Quiere ver tetas? Voy en enseñarle las mías.—

Luego Morena también comenzó a quitarse la blusa, que no era de botones. En ese momento ya Carolina se había quitado la blusa y estaba en brasier. Estaba llevando su brazo hasta la espalda para desabrocharlo. Ninguna de ambas es de tetas grandes, pero tampoco son planas, las dos tienen un par de pechos de tamaño aceptable y muy bonitos.

—Esta en su primera vez viendo tetas, yo sé que a los hambres les encantan.—

Entonces ante mi tenía a dos mujeres desnudas de cintura a arriba. Acaricie y besé los pechitos de Carolina con lujuria, luego los mismo con los pechitos oscuros de Morena. Recuerdo que los pechitos de Morena se pusieron bien paraditos, y disfrutó cuanto lamí sus puntiagudos pezones. Los besos siguieron y acaricié y besé las tetas de ambas. En un momento mi cara fue atrapada entre los pechos de carolina y los Pechos de Morena.

Lastimosamente no hice el sexo con ellas aquel día. Carolina me dijo, mientras se abotonaba la blusa, que si quería coger que me animara a practicar lo aprendido para ligarme a Fernanda. Por dicha funcionó. Quizás era el plan de esas dos desde el inicio, antojarme y dejarme con las ganas, para motivarme a actuar con Fernanda. Así lo hice, tomé la iniciativa con Fernanda. Carolina y Morena me dejaron con el nepe erecto aquel día, pero yo me “desquité” con Fernanda mil veces. Durante el último año de secundaria creo que le hice el amor a Fernanda unas 500 veces.

Descarga mi libro de Relatos:


4490.jpg_wh860.jpg
 
PUBLICIDAD
FACTURA ELECTRÓNICA
Presentamos sus declaraciones del IVA D104, de ALQUILERES D125, así como su renta D101 desde ₡9000 al mes.
Active su PLAN PREPAGO por $9.99 y timbre hasta 50 documentos electrónicos. Sin mensualidades, ni anualidades con el sistema líder en el país.
Última hora noticias 24/7 de Costa Rica Hoy y el mundo
La red social de los Costarricenses
Un nuevo video en cada visita
Arriba Pie